Vayaalteatro.com
  • MIgas aliado

Tr3s


Teatro de pequeño formato. Compactos textos representativos de igual número de dramaturgos pero gestadas en ciclos creativos de vida disímiles. Capacidad de experimentar con fábulas concisas, diálogos nada herméticos y que generan magnetismo y expectación. Javier Vidal como José Simón Escalona, autores y directores claves en la historia artística y cultural de un grupo teatral como el Theja. El otro, hito del teatro y cine nacional: Román Chalbaud. Tríada especial. Un montaje hilado en sus conceptos, estética y que bajo el título de Tr3S aglutina visuales de la brevedad.
 
“Yamal, el anticuario” (1995) nacida cuando Vidal cursó su Maestría de Teatro Latinoamericano. Consistente ejercicio dramático sintonizado con los ecos de tradición del Siglo de Oro en cuanto a creación de obras de corta duración como loas o pasos. En palabras del autor (y puestista de la globalidad del montaje) la rubricó como homenaje a Isaac Chocrón. Fábula llena de arcanos, personajes que expelen ambigüedad, atmósfera que insinúa un algo sexual aunque detrás, es otra cosa. Dramaturgia de espejos que apela a cambios y expone lo oculto de pequeñas provocaciones y sutilizas de intenciones. Tres personajes: Yamal, el anticuario egipcio, especie de “alquimista” del incierto; Miranda, esposa de un desfalcador de bancos y Jorge, el chofer / amante urden una terna que, sin conocerse, se unirán en lúdica anfibología donde lo esotérico y el entresijo de lo mistérico pone trampas de significación al receptor. Astutamente resuelta por la fuerza compositiva de Gerardo Soto, Nacarid Escalona y Emerson Rondón juegan con planos del desdoblamiento que genera provocaciones.
 
“A María Queras, todos la llaman Mari” (1998) de  Escalona y "Preguntas” de Chalbaud (1997) se abre a explorar el deseo de un devaneo platónico entre Mari (Maigualidad Escalona) y Narciso (Gerardo Soto) quebrados por la desgracia de haberse entregado a otro que no entendió el valor del amor. Finalmente, la travesura dramático coreográfica chalbaudiana se apunta a tocar las ansias sexuales del individuo en una sociedad que regla lo singular a sus pretensiones o quizás “al revés”. Tr3s rompe con lo tradicionalmente visto al Theja.

Carlos Herrera

vayaalteatro.com




Volver atrás

Te puede interesar