Vayaalteatro.com

Ribas el vencedor


La juventud venezolana no espera envejecer para asumir su futuro y es por eso que un quinteto de teatreros de Los Teques se va de gira con su más reciente espectáculo, Ribas el vencedor. Se presentan el próximo martes 13 en Iquique y el lunes 19 de octubre en Arica, como parte de la programación oficial de Teatro y Danza Fintdaz 2009, de Chile.

Ribas el vencedor, según cuenta su autor, director y protagonista Dante Gil, es un espectáculo de Veneteatro Producciones, donde además participan Ulises Acosta, William Pérez, Luisana Ortíz y Henry Pantoja, el cual después se exhibirá en Mar del Plata, Argentina y en el Festival Internacional de Teatro Unipersonal de Uruguay 2010.

Gil, como autor, subraya que José Félix Ribas (Caracas, 19 de septiembre de 1775/Tucupido, 31 de enero de 1815) es un héroe inspirador, es el líder de la juventud venezolana. “Desde niño en las escuelas venezolanas se lee mucho acerca de la vida de este emblemático personaje de nuestra historia. Y yo, desde aquellos años, tuve interés de comprender su gran hazaña e intentar plasmarlo en el hecho teatral. Con esta pieza quise buscar el lado humano del personaje, sus logros, triunfos, sueños y derrotas. Ribas a pesar de venir de una familia pudiente abandonó todo para dedicarse a la lucha por la libertad de la provincia de Venezuela y de todo el continente americano”.

-¿Por qué ese título?

-El título Ribas el vencedor simboliza al héroe y su hazaña frente al obstáculo. También la obra fue traducida al inglés y esta rotulada como The Victorious Ribas, y a mediados del próximo año estrenaremos esta versión.

-¿Cómo fue el proceso de escritura?

-Cuando se aborda una temática histórica, lo más importante es serle fiel al hecho real. La vida de nuestros héroes patrios está cargada de un gran dramatismo, lo cual es un semillero para ensamblar un lenguaje teatral. Inicialmente, realicé un extenso trabajo de investigación y lectura para componer el tronco argumental de la obra, luego le agregué la justificación dramática o una premisa teatral propiamente dicha.

-¿Qué le gustó más de la biografía de Ribas?
-Su coraje, su valor, su destreza militar, su espíritu de victoria ante las adversidades y la gran energía que transmitía a sus jóvenes soldados. Es realmente sorprendente que Ribas fuese conocido, tanto por patriotas y realistas, como el “Invicto”, Siempre iba a la guerra con desventaja numérica y experiencia e igual aplastaba a sus enemigos. Ejemplo de ello es “La batalla de La Victoria”, donde enfrentó a más de cuatro mil experimentados realistas con un poco más de mil quinientos estudiantes y seminaristas bajo su mando. Para Ribas no era una opción morir, era necesario vencer, no importa cuán grande fuese la adversidad.

-¿Qué modelos usó?
-El teatro clásico siempre ha sido mi modelo. Soy un profundo admirador de Shakespeare y del teatro renacentista, en donde se toma como modelo al hombre, al ser humano y sus emociones como tema central del arte. También soy gran lector del teatro griego, de allí el origen de nuestra cultura occidental, y por eso mi primer montaje como director fue Edipo, rey. Las obras de Sófocles, Eurípides y Esquilo son modelos universales para cualquier dramaturgo. Son las raíces de nuestra cultura. También la estructura aristotélica, con sus unidades de tiempo, espacio y acción, me funciona como base de desarrollo. En Ribas el vencedor, los personajes parecieran estar en sumergidos en distintas percepciones temporales y espaciales, ya que su trama se juega entre la vida y la muerte.

-¿Cómo propone la pieza o cómo resume la anécdota teatral?

-La obra comienza justo en el momento que es capturado Ribas por los realistas, teniendo en cuenta que el gran temor para todo patriota no era morir en batalla, sino ser capturado vivo. Y ese fue el caso de Ribas, quien tuvo que soportar las atroces torturas de los verdugos españoles antes de ser ejecutado; luego su cabeza fue cortada y herbida en aceite. Durante su tortura, Ribas rememora sus logros, triunfos y decepciones, es como si la película de su vida pasara por su mente antes de morir en segundos. Sus estudiantes, ya fallecidos, le dan ánimos para enfrentar todas las humillaciones a las que fue expuesto y así enfrentar su victoria personal, que es el triunfo de la vida sobre la muerte. De allí es la diferente percepción del tiempo tanto de Ribas como de los españoles.

-¿Qué moraleja tiene?

-La misma que el propio Ribas siempre transmitió: la victoria sobre la derrota, la fortuna ante la adversidad, la vida ante la muerte. En la obra, los realistas simbolizan a la muerte, Ribas alegóricamente acoge el hecho de morir como parte de su victoria, y por eso se viste de gala para recibir a los verdugos.

-¿Cómo es el montaje?
-Durante el montaje profundizamos la investigación de los aspectos emocionales de los personajes. Sin embargo para dirigirla me olvidé de que la había escrito y ajusté algunos detalles que creía necesarios. Realmente es una obra circular, que termina en el mismo punto por donde parte. En este proceso me acompañaron mis actores y técnicos, con quienes discutimos sus ideas sobre la puesta. Sobre la misma, diseñamos una estructura musical que facilitara al espectador comprender el juego temporal del espectáculo. Creo que lo más importante para un puestista es estar siempre abierto al proceso de creatividad.

Este espectáculo es un homenaje abierto a la juventud y al Bicentenario de la Independencia de Venezuela y de otras naciones latinoamericanas, por lo cual vamos a luchar para mostrarla ante los estudiantes de nuestro país. “Ahora nos vamos a la gira en el exterior representando al III Festival Internacional de Teatro y Danza Antifaz, para el cual fuimos seleccionados oficialmente de entre más de 150 propuestas de todo el mundo. Luego estaremos en Argentina y Uruguay, para el próximo año 2010. Todo esto gracias al apoyo recibido por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura. En Venezuela también vamos a hacer una gira por el interior del país, colegios, liceos y pues estamos abiertos a cualquier propuesta, pues Ribas es un héroe universal. También para la programación bicentenario, nuestro Ribas el vencedor cuenta ya con una versión radial, interpretada por el primer actor Henry Soto en la voz del prócer José Félix Ribas, bajo la producción de Arquímedes Rivero”, puntualiza Gil.

Si desea leer más de E. A. Moreno Uribe visite:
http://elespectadorvenezolano.blogspot.com

 

 

WWW.VAYAALTEATRO.COM ¡TU CARTELERA TEATRAL EN LÍNEA!


E. A. Moreno Uribe




Volver atrás

Te puede interesar


ticket mundo